Mudanzas Económicas
Cuadro

Monólogo sobre Mudanzas


Imagen del Blog
Imagen

Todos sabemos lo que supone una mudanza, o como mínimo habrá protagonizado alguna vez alguna de nuestras pesadillas. Sabemos que no se lo deseamos ni al peor de nuestros enemigos, no sea que aquello del karma vaya en serio y se vuelva algún día en nuestra contra.

 

Según la RAE la mudanza es ?ese quebradero de cabeza por el que muchos incluso preferirían aguantar en viviendas inhabitables solo por el hecho de evitarse ese mal trago??

 

-Las paredes se caen sí, pero oye le da un toque vintage que ?lo peta?? - te dices a ti misma, claramente tratando de evitar enfrentarte con lo que podría suponer un paréntesis oscuro en tu vida.

 

La mudanza?ese pequeño trauma por el que tus amigos te dan el pésame y que tiene la sorprendente capacidad tanto de destrozar parejas como de mejorar la relación que tenemos con nuestros jefes. ¿No me creéis? Probad lo siguiente: Mientras que en estos tiempos que corren más te vale ir a trabajar aunque sea con 40 de fiebre, una mudanza es siempre motivo más que justificado de baja laboral. Tus jefes no solo te permitirán esos días de fiesta sino que además, te darán palmaditas en la espalda de ánimos y se apiadarán de ti. True story.

 

Otra acepción concibe la mudanza como ?ese ritual casi satánico que una vez al año sí hace daño si no dispones de los medios apropiados? y que te obliga a retomar el contacto con Pepe, ese amigo de primaria que sabes por facebook que se ha comprado una furgoneta? o con Juan, el colega de gimnasio con el que te echaste unas cuantas cañas y que destacaba en la sala de máquinas por sus hinchados músculos.

 

Y es que la vida tienes estas cosas? eres feliz y la suerte te sonríe: encuentras pareja, te ascienden en el trabajo, te da para una sartén nueva con los puntos del Carrefour?, En definitiva, todo es perfecto? cuando de repente, llega ella? y te lo arrebata todo. Creedme cuando os digo que las consultas de los psicólogos están llenas de personas que están en proceso de mudanza y es que es mucho más traumático que el proceso de divorcio.

 

Aunque no todo son cosas negativas, gracias a las mudanzas de golpe descubrimos que no vivimos solos y que llevamos un año compartiendo piso con una simpática bola de polvo asmático que ya ha aprendido a andar (y que por cierto no paga el alquiler). Descubrimos también que tenemos más calcetines de los que creíamos y, quizás lo más importante de todo, nos damos cuenta de que colgar con celo aquél póster de la torre Eiffel, nunca fue una buena idea. - Ya te lo dijo tu madre, pero nada, tu ni caso.

 

También gracias a las mudanzas, la gente experimenta un repentino crecimiento personal que les hace tomar decisiones, hasta ahora inconcebibles, tales como:

 

-¿La tele?? no la necesito? Yo puedo vivir perfectamente sin televisión, total? para lo que echan? (déjalo, de nuevo intentas auto convencerte)

 

- ¿lavadora? Mira sabes que? te la regalo, ya me iré al laundry que ahora se lleva mucho!  - te dices.

 

Y todo? amiga? porque no tienes lo que hay que tener para subir la tele y la lavadora los cuatro pisos sin contar el principal que hay hasta tu casa, (porque en el ascensor, por un milímetro no cabe?). Y es que esta es otra?a mí no, pero a Murphy esto de las mudanzas  le  encanta, porque se las apaña para hacer cumplir su ley y no perderse ni una.

 

Así que, asúmelo, Murphy estará allí para darte la noticia de que a Pepe se le estropeó la furgoneta y que Juan se ha mudado a Estados Unidos. Murphy, sabio consejero, te recordará que a veces lo más inteligente es ir a lo seguro y apostar por una empresa especialista en mudanzas como Mudanzas El Pato, si no quieres acabar soltera y con una baja laboral por lumbago que te podría costar el trabajo.